noviembre 2009


Que tal, este post tiene que ver con todos y salió en una plática muy ordinaria, estaba pagando unos artículos que habia comprado en un centro comercial y el “cerillito” que me había dado mi mercancía en bolsas de plásticos se me quedo viendo esperando su “propina” yo lo único que pude regarle fue una sonrisa y un gracias. La persona que me acompañaba en ese momento se sorprendió de mi acto y seguramente pensó “pinche tacaño” más sin embargo no genero en mi ninguna expresión, llegamos al estacionamiento e inmediatamente teníamos a un “viene-viene”

La verdad observe que ningún carro estuviera al momento de ponerme en marcha el “viene-viene” llego a mi, igual esperando ‘propina’ solo pude hacer lo mismo que por el cerillito decir GRACIAS sé que me maldijo y me recordó que tengo una familiar que amo, esta vez la persona que venía conmigo exploto y me dijo lo que hace un momento solo lo había pensado TRISTE TACAÑO ¿Por qué no das propina? Piensa que son niños que estudian ó padres de familia. Hubo un minuto de silencio, ahora era mi momento de responder: mira no les doy no porque no tenga dinero o porque me ahorre unos pesos, si no porque el gobierno se desentiende de estas personas que debe de ayudar, los niños no deben de trabajar  hacen propagandas de  NO A LA EXPOTACION INFANTIL pero lo que tú ves es eso, explotan a los niños dentro de cadenas de tiendas de autoservicio ellos deberían estar estudiando, y las personas que están en la calles como los viene-viene deberían tener un empleo justo, salario justo, pero que pasa, TODOS sabemos que en una empresa te pagan una miseria por 8 horas de trabajo y ahí viene la razón, la MAYORIA se emplea con salarios de risa, bajo la condición que van a recibir ‘PROPINAS’ eso les ayudara a cubrir el sueldo, entonces nosotros al dar la propina estamos cubriendo el sueldo de las personas, ¿a quién crees tú que estas ayudando?…CLARO A LOS PATRONES. Ellos bien saben que la gente deja sus propinas y eso por eso que ofertan sueldos indignantes. si todos nos organizáramos de no dejar propinas y exigir sueldos justos estaríamos hablando de otra cosa del país, Recuerda la OFERTA  y la DEMANDA si nadie se contrata por salarios ínfimos por necesidad se verán obligados a Ofertar más pero que pasa si ellos ofrecen menos llegas y dices va trabajo por menos de eso, pero me recupero en propinas, de verdad no me imagino la sonrisa de satisfacción de esa gente. Ahí concluyo la plática.

Lo comparto con ustedes  no sé si estoy en lo correcto y si hago bien en no dejar propinas, pero lo cierto hoy es que trabajamos más horas, de las que son laborales, sin prestaciones que por ley nos deben de dar, porque ahora los patrones se crean sus ‘outsourcing´s para evadir impuestos.


Anuncios

“Armate y sé violento, hermosamente violento, hasta que todo reviente. Porque recuerda que cualquier acción violenta contra estos promotores de la desigualdad, está plenamente justificada por los siglos de infinita violencia a la que nos han sometido. …Armate y combate el terrorismo, quema, conspira, sabotea y sé violento, hermosamente violento, naturalmente violento, libremente violento.”

pensemoslo-2-vecesy si, cuantas veces hemos dicho, no me puede pasar otra cosa peor y… !!ZAZ!! nos sucede otra situacion…bueno ahi les va una imagen que nos compartio el buen carnal Hozkar

Ser gobernado es ser vigilado, inspeccionado espiado, dirigido, legislado, reglamentado, encasillado, adoctrinado, sermoneado, fiscalizado, estimado, apreciado, censurado, mandado por seres que no tienen ni título, ni ciencia, ni virtud.

Ser gobernado significa, en cada operación, en cada transición, ser anotado, censado, registrado, tarifado, timbrado, tallado, cotizado, patentado, licenciado, autorizado, apostillado, amonestado, acontenido, reformado, enmendado corregido.

Es, bajo pretexto de utilidad pública y en nombre del interés general, ser expuesto a contribución, ejercido, desollado, explotado, monopolizado, depredado, mistificado, robado;

luego, a la menor resistencia, a la primera palabra de queja, reprimido, multado, vilipendiado, vejado, acosado, maltratado, aporreado, desarmado, agarrotado, encarcelado, fusilado, ametrallado, juzgado, condenado, deportado, sacrificado, vendido, traicionado

y, para colmo, burlado, ridiculizado, ultrajado, deshonrado.

¡He aquí el gobierno, he aquí su moralidad, he aquí su justicia!

 

P. J. Proudhon, “Idea General de la Revolución en el Siglo XIX