julio 2010


En las calles de México

Escrito por Tadeus Argüello


Cuando salgo por la mañana a la casa me encuentro con varias situaciones que desgraciadamente son cotidianas:  Ancianos pidiendo limosna, niños vendiendo chicles, grupos de jóvenes haciendo acrobacia, personas en un estado lamentable pidiendo para medicinas. Me faltaron los músicos callejeros, los payasos, los limpiaparabrisas, las personas discapacitadas que venden dulces; todos ellos tratando de ganarse la vida dignamente.

Así que cuando veo a Felipe Calderón diciendo que se han recuperado gran parte de los empleos perdidos por las crisis, me pregunto por qué en la historia de la humanidad la estupidez es como un estado de aislamiento, una concentración de un cúmulo de pendejez que perturba la percepción inmediata de la realidad. Lo mismo encuentro en las palabras de varios funcionarios públicos, que perciben un sueldo que bien se podría utilizar para ponerles techo a varias escuelas, dar desayunos escolares o fomentar realmente la lectura en la educación básica.

¿Cómo podremos proteger y formar a los sectores más frágiles de la sociedad? El programa Oportunidades parece más una estrategia de campaña que un programa social. En el INEA es muy cuestionable la calidad de sus libros de texto y el menosprecio con el que es tratado el profesor. En los hospitales de la Secretaria de Salud les falta medicamento y espacio para atender más pacientes. Las modificaciones a la Ley del Trabajo y lo que sucedió con Luz y Fuerza del Centro hacen ver a un gobierno preocupado por restarle fuerza al pueblo y venderlo al mejor postor. ¿Por qué despedir a la brava a los de Luz y Fuerza? ¿Son delincuentes? ¿No se podían pasar todos a CFE? ¿No se pensó en las consecuencias sociales? Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación no es capaz de dar justicia al problema de las guarderías pero si para cerrar paraestatales ¿Por qué mejor no corremos a esos cabrones? Esos estúpidos han demostrado con creces no estar a la altura de los problemas de este país. ¿Saben cuánto es el salario que perciben? Hijos de su puta madre, han de morir quemados lentamente.

Posiblemente ahora Felipe Calderón bebe una cuba libre ¿Le importa la realidad en las calles de este país? Sólo quiere disfrutar su trago, supongo.

Anuncios

Que tal, hoy me hizo la mañana, un video hecho por delegado13  http://www.delegado13.org/index.htm y al final puso un pensamiento, que me hizo reflexionar

si usted es capaz de sentir rabia, coraje e indignacioncuando se vulneran los derechos humanos y fundamentales de CUALQUIER CIUDADANO DEL MUNDO,entonces somos compañeros

Comandante…somos Compañeros !!! Hasta la Victoria Siempre !!!