A TODOS LOS INTELECTUALES HONESTOS, PROGRESISTAS, DE IZQUIERDA Y CRITICOS DEL SISTEMA
AL PUEBLO DE MEXICO
HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS:

El Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR), se dirige a ustedes porque son quienes cuentan con las herramientas e información que la gran mayoría del pueblo mexicano no tiene ni conoce, ya que ustedes saben que la violencia gubernamental que todos estamos padeciendo, en su mal llamada “guerra contra el narcotráfico” no es más que un pretexto, parte de la estrategia global imperialista estadunidense y en particular de su subordinado el Estado mexicano que la instrumenta en nuestro país.

Ustedes han constatado por medio de análisis, informes, cifras… ¡CONOCIMIENTOS!, que esta violencia es un terrorismo de Estado resultado de la doctrina de Defensa y Desarrollo Interno (DDI), continuidad de su estrategia contrainsurgente y de guerra de baja intensidad creada por Estados Unidos como el principal depredador del mundo para continuar interviniendo en cualquier lugar del planeta indirecta y directamente en función de continuar despojando a los pueblos de sus riquezas naturales y culturales, sin importarles más que sus propios intereses, en contra de los movimientos populares organizados y movimientos revolucionarios.

Les hacemos un llamado porque es una verdadera desgracia que sólo cuando la violencia afecta a seres queridos, a personas cercanas, conocidas o personalidades públicas sea posible reaccionar de manera personalizada y brindar no sólo una solidaridad formal sino unirse a la acción popular indispensable, no sólo necesaria en estos momentos, que refuerza las iniciativas de quienes han sido directamente afectados fortaleciéndolas y rompiendo las barreras que por un lado el Estado ha impuesto y prohijado entre todos con diferencias sutiles y por el otro aquellas diferencias que nosotros mismos alimentamos de manera egoísta al no elevar las miras en beneficio (no sólo personal) de todo el pueblo mexicano.

Hemos reiterado en nuestros Comunicados y nuestro periódico El insurgente que amamos la paz, por esta razón a petición de la Comisión de Mediación (COMED), callamos la razón de nuestras armas para: en primer lugar, dar paso una vez más a la razón de la palabra sin resultado alguno hasta el momento en el esclarecimiento del delito de lesa humanidad de desaparición forzada cometido en la persona de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez y más de cinco mil mexicanos sin importar su estatus social y es por esta razón que les solicitamos que sumen a nuestros compañeros en las constantes denuncias que realizan a través de los medios escritos, de radio o tv, conferencias… y no sólo a nuestros compañeros sino a estos más de cinco mil ciudadanos que tienen nombre, edad, sexo y familias desesperadas por conocer su paradero.

Esta situación que se ha venido dando desde los setenta cuando hubo más de setecientos detenidos desaparecidos hasta ahora durante el gobierno de Luis Echeverría Álvarez y subsecuentes gobiernos del régimen priista.

En segundo lugar, porque decidimos no continuar siendo el pretexto del gobierno panista para continuar instrumentando la doctrina norteamericana de Defensa y Desarrollo Interno (DDI), con el parapeto de “su” guerra contra el narcotráfico, actividad delincuencial que si bien existe es un fenómeno creado, alimentado y agigantado por el propio gobierno federal al obedecer órdenes de la Casa Blanca y el pentágono como ustedes bien lo saben.

Ahora bien, consideramos que se acerca el momento en que ustedes intelectuales filósofos, economistas, abogados, sociólogos, médicos, escritores, poetas, periodistas, moneros maestros, ¡TODOS JUNTOS, UNIDOS!, todos los que por años y años han escrito libros, análisis, ensayos y artículos en revistas y periódicos que han impartido conferencias de todo tipo y magistrales, aterricen, lleven a la práctica lo que han pregonado porque de lo que se trata es de transformar esta realidad que a todos nos lacera no sólo de describirla. Es el momento de la unidad, una necesidad histórica e inaplazable que depende de todos y cada uno de nosotros.

No se trata de que los partidos y grupos revolucionarios demos oportunidad a la vía pacífica para la transformación radical de nuestro país sino de que ustedes con su gran bagaje científico y cultural den la oportunidad al pueblo mexicano de no continuar siendo explotado y despojado de sus riquezas naturales y culturales, de no continuar muriendo “pacíficamente” de inanición por la hambruna a la que estamos siendo sometidos, de enfermedades curables, ejecutados a mansalva extrajudicialmente por un ejército federal, fuerzas armadas, aéreas, grupos policiacos y paramilitares cuyos mandos hace mucho dejaron de proteger al pueblo para cebarse en él por sus ambiciones económicas y de poder y la impunidad que los cobija desde el Estado mexicano y sus poderes fácticos.

Sabemos que ya muchos de ustedes participan de manera activa, que ha dejado de ejercer su autocensura a pesar de los riesgos que corren y hacemos un llamado a quienes no lo han hecho a que venzan sus temores para que crezca no sólo el clamor por la justicia sino la fuerza del pueblo mexicano dentro de la unidad, la fraternidad, la solidaridad y la capacidad para cambiar la injusta situación cada vez más agudizada que estamos viviendo.

La esencia de la situación que hoy estamos viviendo en México y eso ustedes lo saben, es que Estados Unidos está estableciendo una cabeza de playa en Cd. Juárez, Chihuahua, para una invasión directa a nuestro país a través de los ya archiconocidos mercenarios internacionales de la ONU, los Cascos Azules, razón por la cual en complicidad y vil obsecuencia los gobiernos priistas y panistas llevan años creando el “escenario perfecto” cuasi Hollywoodense incluida campaña propagandística comercial del duopolio televisivo mexicano.

Y no se trata de la farsa tras la cual disfrazaba el Partido Comunista Mexicano en el siglo pasado su reformismo y oportunismo sino de una real posibilidad de invasión directa cuyo avance de preparación podríamos impedir sólo si logramos unir nuestros esfuerzos, acciones y objetivo principal: preservar nuestro territorio y rescatar nuestra soberanía.

¡POR LA UNIDAD, QUE ES UNA NECESIDAD HISTÓRICA E INAPLAZABLE!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!
¡POR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR! ¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITE CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR

Año 47.
República mexicana, a 3 de mayo de 2011.

por la Libertad de todos los presos mexicanos encarcelados, solo por el hecho de pensar y defender su tierra, el delito todo los sabemos es…ser Pobre

 

 

Indulto: El indulto (también conocido como perdón) es una causa de extinción de la responsabilidad penal, que supone el perdón de la pena. Es una situación diferente a la amnistía, que supone el perdón del delito, ya que por el indulto la persona sigue siendo culpable, pero se le ha perdonado el cumplimiento de la pena.
Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre. http://es.wikipedia.org/wiki/Indulto
Yo Alvaro Sebastián Ramírez tomo la palabra para decir lo siguiente:
Fui secuestrado por el Estado Mexicano el 15 de diciembre de 1997, el 26 de diciembre del mismo año fui presentado en prisión acusado de delitos de homicidio, terrorismo, conspiración, rebelión, acopio de armas, además de una presunta vinculación con el Ejército Popular Revolucionario.
Viví el infierno de la desaparición forzada, durante 11 días estuve sometido a largas y severas sesiones de tortura física y sicológica. Me obligaron a firmar y poner mis huellas digitales en más de 200 hojas en blanco.
Son 13 años los que llevo en la cárcel y he sido sentenciado a 29 años de prisión sin que los jueces tomen en cuenta que las confesiones fueron arrancadas en base a torturas, aún cuando las leyes mencionan que las confesiones auto inculpatorias no tienen un carácter probatorio.
Por estas graves injusticias cometidas en mi persona, Yo pregunto a quien me escucha:
¿De qué tengo que pedir perdón?
¿Perdón porque fui víctima de la desaparición forzada?
¿Perdón porque soy un sobreviviente más de la tortura?
¿Perdón por estos 13 años que llevo encarcelado?
¿Perdón porque no admito los delitos que han fabricado en mi contra?
¿Perdón porque no admito la sentencia de 29 años de cárcel?
¿Perdón por mis ideas políticas contrarias al régimen?
¿Perdón porque se me han violado mis garantías constitucionales de igualdad, legalidad y de exacta aplicación de la ley?
¿Perdón porque soy indígena y pobre?
¿Perdón porque soy de abajo y a la izquierda?
He decidido tomar en mis manos la lucha por mi libertad de una forma digna, porque me asiste la razón y la ley, es por eso que seguiremos en el camino de la lucha jurídica y política y no por la vía del indulto.
Por una libertad con Justicia y Dignidad.
Alvaro Sebastián Ramírez
Preso político y de conciencia de la Región Loxicha.
¡Presos Políticos ¡Libertad!
Penitenciaría Central del Estado de Oaxaca a 9 de diciembre del 2010.

El único medio de conservar su libertad el hombre, es estar siempre dispuesto a morir por ella

AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POLÍTICAS Y REVOLUCIONARIAS
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

Corría el año de 1996, un 28 de junio, cuando en el acto de conmemoración del primer aniversario de la masacre de Aguas Blancas, hicimos acto de presencia dando a conocer a nuestro pueblo la existencia de nuestro Ejército Popular Revolucionario (EPR), formalizado sólo dos años antes (el 18 de mayo de 1994), cuando aún nos llamábamos Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo-Partido de los Pobres, mejor conocido como PROCUP-PDLP nombre que cambiaríamos posteriormente por el de Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR) que es como nos llamamos ahora.

Recordemos que un año antes, el 28 de junio de 1995, un grupo numeroso de campesinos de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), en el Estado de Guerrero que tenían la necesidad de abono químico para sus siembras que, como siempre, el gobierno del estado de Guerrero les había prometido hacer llegar ( debido a una demanda expresa de la OCSS), les fuera entregado ya, pues las siembras iban creciendo y requerían que fueran abonadas a tiempo, fue emboscado y masacrado por la policía ministerial en el vado de Aguas Blancas de Atoyac de Álvarez.

Recordemos que como se ha vuelto costumbre, “la escena del crimen” fue modificada grotescamente, hubo armas sembradas para justificar el cruel ataque a mansalva tratando de hacer creer que los agresores habían sido los indefensos campesinos luchadores sociales que pagaron con su vida el haberse organizado para exigir el respeto de sus derechos y el cumplimiento de las promesas siempre incumplidas del cacicazgo ejercido por los Figueroa, padre e hijo.

Nadie hubiera conocido la verdad y muchos hubieran creído como lo pregonaba el gobierno de Guerrero y federal que la OCSS era parte de nuestro partido, de no ser por un valiente hombre que hizo llegar el video original a otro no menos valiente comunicador: Ricardo Rocha, quien lo difundió dando a conocer la verdad de los hechos y puso al descubierto la manipulación de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Por esa razón el día 28 de junio de cada año, es un día difícil de olvidar como otras fechas más, en las que el Estado oligárquico mexicano ha respondido a justas demandas populares con la violencia que lo ha caracterizado a través de su ejército federal, policías estatales o ministeriales y de bandas paramilitares procreadas y entrenadas por ellos mismos.

Hoy y siempre, se hará necesario recordar esta masacre perpetrada sobre campesinos y luchadores sociales inermes cuya lucha ha sido pacífica ya que está relacionada estrechamente con una difícil decisión que tarde o temprano habrá de tomar todo luchador social que por conciencia y congruencia desee seguir luchando por una sociedad justa, por el respeto de los derechos humanos, por el derecho al trabajo y a la vida, dado el riesgo que ésta corre debido a la política contrainsurgente o de guerra de baja intensidad del Estado y sus gobiernos federal y estatales en su ésta sí, guerra por arrebatarle al pueblo todo espacio “legal” dentro del cual desarrolla sus actividades.

Hasta este momento histórico de nuestra Patria existen organizaciones, partidos y luchadores sociales que consideran que los cambios necesarios, ¡urgentes! en México pueden ser realizados por la vía pacífica, dentro de los marcos legales y a través de las elecciones; nosotros no lo creemos así. Sin embargo, no los desalentamos, les pedimos, les exigimos que sean congruentes, que defiendan esos espacios a capa y espada y defiendan su voto.

Consideramos, que las espantosas alianzas que ha realizado el PRD no tienen los principios que son necesarios para “desde dentro” cambiar el sistema capitalista o como en realidad algunos desean “humanizar al capitalismo”. Alianzas que corroboran o dan razón al “fin de las ideologías” validando el sistema capitalista y sobre todo su ideología, de cuyas miasmas se nutren conspicuos dirigentes de partidos políticos que se dicen de izquierda obteniendo los resultados actuales: dirigentes de “izquierda” desarrollando y realizando las mismas políticas que los de la derecha, imitando y sobrepasando el estilo de gobierno del PRI y el PAN, autoritarios, corruptos, antidemocráticos, soberbios con sus subalternos y el pueblo pero, agachones y lambiscones con “sus superiores” en la continuidad de la denigración de la política, porque es la única forma que conocen y no quieren ni sabrían reinventarse ellos mismos ni a la política porque carecen de principios y valores que les resultan chocantes y dogmáticos.

Recordemos una realidad ya vivida, insistimos, recordemos los resultados del “voto útil”. Había que sacar al PRI de la presidencia de la República como fuera y llegó Vicente Fox (situación que advertimos desde nuestro periódico El insurgente y a través de nuestros Comunicados). Recordemos, la postulación de candidatos externos al PRD y llegó Zeferino Torreblanca a la gubernatura en Guerrero y Jaime Sabines en Chiapas, que son sólo dos botones de muestra.

No consideramos que sea la vía pacífica la que conduzca al pueblo de México a restituir derechos laborales, sindicales, agrarios y ciudadanos perdidos durante esta larga -ya- negra noche del neoliberalismo a pesar, de los invaluables esfuerzos que realizan quienes están seguros de poder conseguirlo. Por eso hoy, les recordamos que existe nuestro Partido Democrático Popular Revolucionario, PDPR con un lineamiento político, estrategia, tácticas, métodos, el periódico El insurgente; un estilo de trabajo que se ha venido afianzando a través de 45 años de lucha en la clandestinidad, el estudio teórico del marxismo leninismo como guía para la acción, la confrontación entre la praxis que hemos desarrollado, la teoría y los resultados obtenidos, debiendo rectificar en muchas cosas sobre todo en la primacía del elemento humano por sobre los recursos materiales: sean económicos, tecnológicos, militares, o de cualquier índole; además de la intensa preparación teórica en la filosofía y su historia, el marxismo, la historia universal y de México, las ciencias de la conducta humana, las experiencias en otros países del mundo, la preparación física y militar; porque sin militantes (sean estos hombres, mujeres), que hayan adquirido los conocimientos básicos necesarios para explicarse los alcances del capitalismo y la penetración de su ideología, es decir, una conciencia plena, no podremos concretar un cambio social que empieza por uno mismo.

Hemos rebasado la etapa aquélla en la que sabíamos qué no queríamos, sabíamos qué queríamos pero no sabíamos cómo hacerlo, teníamos una idea pero, nos faltaban elementos teóricos de toda índole, la praxis revolucionaria, la experiencia, y hoy, aunque no lo hemos logrado en su entera magnitud, hoy hemos retomado una metodología que había sido relegada por equis número de razones y estamos en la lucha que jamás dejará de ser por adquirir una conciencia revolucionaria que nos permite derrumbar conceptos y actitudes propias de la ideología capitalista y que se manifiestan en la vida cotidiana, a veces sin que nos demos cuenta, y estos conceptos son los que, precisamente, impiden ya en el plano de la práctica política de quienes se dicen o se sienten de izquierda intentar cada vez que sea necesario hasta lograrlo, el proceso que nos conduzca a la unidad.

Esta reflexión viene al caso porque el 28 de junio conmemoramos un año más de dar a conocer la existencia del EPR como ya lo habíamos mencionado en líneas anteriores y porque deseamos asumir como militantes del partido y por ende de nuestro ejército la obligación de continuar con la preparación teórica y militar. Además hacemos una invitación a todos aquellos hombres y mujeres de cualquier edad que desee pertenecer a nuestro PDPR-EPR, para que empiece desde ahora, si es necesario, a aprender a leer y escribir, a estudiar y a entrenar, sobre todo si está viendo ya las limitaciones de las múltiples formas de lucha que nuestro pueblo desarrolla debido a la falta de una conciencia clara, bien informada y a actitudes producto de la ideología burguesa impuesta.

En esta etapa nuestros esfuerzos están dirigidos a lograr que el Ejército Popular Revolucionario, tenga ya la preparación necesaria para ser parte de los cambios que se avecinan de tal forma que cada combatiente sea al mismo tiempo un maestro-alumno de quienes estén a su alrededor para educarnos, reeducarnos y prepararnos para que no repitamos los errores de la revolución de 1917, los muertos los sigamos poniendo nosotros el pueblo, y el gobierno vuelva a quedar en la misma burguesía que posee el poder de facto.
Ya que como todos observamos y sentimos en carne propia, el Estado y su gobierno con el Sr. Felipe Calderón Hinojosa a la cabeza ha agudizado la criminalización de la lucha popular, las detenciones, los asesinatos, las desapariciones forzadas como la de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Alberto Cruz Sánchez.

Pero dado que el Estado no responde satisfactoriamente a las demandas de nuestro pueblo, decimos que nuestra tregua no puede ser una tregua indefinida, aunque hemos cumplido esa petición de la Comed, no se sabe en que momento el Estado quiera romper la delgada línea de la tregua con sus frivolidades, con sus declaraciones cantinflescas, con sus incoherencias belicosas, con sus exabruptos fascistas y quiera postergar de manera indefinida las demandas populares.

El Estado está agudizando la represión, tiene postrados a los trabajadores del SME que están en huelga arriesgando sus vidas de una manera pacífica, ya asesinaron a un trabajador más que estaba también en resistencia pacífica, la burla a los familiares de Pasta de Conchos, la toma de la mina de Cananea, los miles de huérfanos debido a los desmanes y crímenes de la soldadesca, luego, ¿qué requerimos?

El Estado no debiera continuar burlándose de las organizaciones del pueblo, de los revolucionarios como parte de él y de los luchadores sociales, no debiera continuar con sus calumnias y difamaciones para tratar de desprestigiar al movimiento popular, ese es un entretenimiento vulgar y una manifestación fascistoide de los más bajos instintos del ser humano.

No pueden causar ningún daño al movimiento popular y revolucionario porque a pesar de las persecuciones, los desaparecidos, los presos políticos y los asesinados, el movimiento popular continúa madurando y su crecimiento se percibe, se siente, porque el ejemplo de anteriores movimientos, la reflexión, la serenidad y la organización ya está dando sus frutos.

No se puede alardear de lo que carecemos, no podemos hacerle creer al pueblo lo que no somos, el pueblo sabe que sin su participación seríamos débiles pero, seguimos fortaleciéndonos y nutriéndonos y tal vez moriremos con él. Ya es hora de prepararse como se ha venido haciendo para que a cada golpe que el enemigo aseste, haya un contragolpe político y militar.

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR! ¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJERCITOPOPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR