Que tal, dejo un fragmento del libro CHE Los diarios de Ernesto CHE Guevara, que en verdad, no solo releo si no reflexiono.

“El porvenir es del pueblo y poco a poco o de golpe va a conquistar el poder aquí y en toda la tierra. Lo malo es que él tiene que civilizarse y eso no se puede hacer antes” sino después de tomarlo. Se civilizara sólo aprendiendo a costa de sus propios errores que serán muy graves, que costara vida de muchas vidas inocentes. O tal ves no, tal ves no sean inocentes porque cometerán el enorme pecado contra natura que significa la carecer capacidad de adaptación. Todos ellos, todos los inadaptados, usted y yo, por ejemplo, morirán maldiciendo el poder que contribuyeron a crear con sacrificio, a veces enorme. Es que la revolución con su forma impersonal, les tomará. la vida y hasta utilizara la memoria que de ellos quede como ejemplo e instrumento domesticatorio de las juventudes que surjan. Mi pecado es mayor, porque yo, más sutil o con mayor experiencia, llámalo como quiera, moriré sabiendo que mi sacrificio obedece sólo a una obstinación que simboliza la civilización podrida que se derrumba y que lo mismo, sin que modificara en nada el curso de la historia, o la personal impresión que de mí mismo tenga, podría seguir en camino contrario y prolongar unos años mi vida; usted morirá con el puño cerrado y la mandíbula tensa, en perfecta demostración de odio y combate, porque no es un símbolo (algo inanimado que se toma de ejemplo), usted es un autentico integrante de la sociedad que se derrumba: el espíritu de la colmena habla por su boca y se mueve en sus actos; es tan util como yo, pero desconoce la utilidad del aporte que hace a la sociedad que lo sacrifica”

 

<< DÉJEME DECIRLE A RIESGO DE PARECER RIDÍCULO, QUE EL REVOLUCIONARIO VERDADERO ÉSTA GUIADO POR GRANDES SENTIMIENTOS DE AMOR>>

Anuncios

por la Libertad de todos los presos mexicanos encarcelados, solo por el hecho de pensar y defender su tierra, el delito todo los sabemos es…ser Pobre

 

 

Indulto: El indulto (también conocido como perdón) es una causa de extinción de la responsabilidad penal, que supone el perdón de la pena. Es una situación diferente a la amnistía, que supone el perdón del delito, ya que por el indulto la persona sigue siendo culpable, pero se le ha perdonado el cumplimiento de la pena.
Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre. http://es.wikipedia.org/wiki/Indulto
Yo Alvaro Sebastián Ramírez tomo la palabra para decir lo siguiente:
Fui secuestrado por el Estado Mexicano el 15 de diciembre de 1997, el 26 de diciembre del mismo año fui presentado en prisión acusado de delitos de homicidio, terrorismo, conspiración, rebelión, acopio de armas, además de una presunta vinculación con el Ejército Popular Revolucionario.
Viví el infierno de la desaparición forzada, durante 11 días estuve sometido a largas y severas sesiones de tortura física y sicológica. Me obligaron a firmar y poner mis huellas digitales en más de 200 hojas en blanco.
Son 13 años los que llevo en la cárcel y he sido sentenciado a 29 años de prisión sin que los jueces tomen en cuenta que las confesiones fueron arrancadas en base a torturas, aún cuando las leyes mencionan que las confesiones auto inculpatorias no tienen un carácter probatorio.
Por estas graves injusticias cometidas en mi persona, Yo pregunto a quien me escucha:
¿De qué tengo que pedir perdón?
¿Perdón porque fui víctima de la desaparición forzada?
¿Perdón porque soy un sobreviviente más de la tortura?
¿Perdón por estos 13 años que llevo encarcelado?
¿Perdón porque no admito los delitos que han fabricado en mi contra?
¿Perdón porque no admito la sentencia de 29 años de cárcel?
¿Perdón por mis ideas políticas contrarias al régimen?
¿Perdón porque se me han violado mis garantías constitucionales de igualdad, legalidad y de exacta aplicación de la ley?
¿Perdón porque soy indígena y pobre?
¿Perdón porque soy de abajo y a la izquierda?
He decidido tomar en mis manos la lucha por mi libertad de una forma digna, porque me asiste la razón y la ley, es por eso que seguiremos en el camino de la lucha jurídica y política y no por la vía del indulto.
Por una libertad con Justicia y Dignidad.
Alvaro Sebastián Ramírez
Preso político y de conciencia de la Región Loxicha.
¡Presos Políticos ¡Libertad!
Penitenciaría Central del Estado de Oaxaca a 9 de diciembre del 2010.

El único medio de conservar su libertad el hombre, es estar siempre dispuesto a morir por ella

</div>
<br><a border=0 href=”http://www.gigyamailbutton.com/wildfire/gigyamailbutton.ashx?url=aHR*cDovL3dpbGRmaXJlLmdpZ3lhLmNvbS93aWxkZmlyZS93ZnBvcC5hc3B4P21vZHVsZT1lbWFpbCZ1cmw9aHR*cCUzYSUyZiUyZnd3dy5wb2RvbWF*aWMuY29tJTJmcG9kY2FzdCUyZmVtYmVkJTJmZGljaWRlbnRlcmFkaW8lMmYxMjY*NTcy&#8221; target=”_blank”><img src=”http://cdn.gigya.com/wildfire/i/includeShareButton.gif&#8221; border=”0″ width=”60″ height=”20″ /></a>

navegando por Internet me encontre lo siguiente que me parecio muy bueno. les dejo esto

“Nuestra profesión… la esperanza. Nosotros decidimos un buen día hacernos soldados para que un día no sean necesarios los soldados. Es decir, escogimos una profesión suicida porque su objetivo es desaparecer, soldados que son soldados para que ya nadie tenga que ser soldado. ¿Claro, no? De nuestros despojos y rotos cuerpos habrá de levantarse un día un mundo nuevo. ¿Lo veremos? ¿Importa si lo veremos? Creo que no importa tanto como el saber que nacerá y que en el largo y doloroso parto de la historia algo y todo pusimos: vida, cuerpo y alma. Amor y dolor, que no solo riman, sino que se hermanan y juntos marchan. Por eso somos soldados que quieren dejar de ser soldados. Pero resulta que, para que no sean necesarios los soldados hay que hacerse soldado y recetar una cantidad discreta de plomo, plomo caliente escribiendo libertad y justicia para todos, no para unos cuantos, sino para todos. Y hay que acumular odio y amor con paciencia. Cultivar el fiero árbol del odio al opresor, con el amor que combate y libera. Cultivar el poderoso árbol del amor que es viento que limpia y sana, no el amor pequeño y egoísta, el grande sí, el que mejora y engrandece. Abandona si lo tienes el amor por la muerte y la fascinación por el martirio. El revolucionario ama la vida sin temer la muerte. Recibe este tierno dolor que siempre será esperanza…” Subcomandante Insurgente Marcos